Historia

TARANTELA nació en el año 2007, creada por Ana Gaytán de Ayala San Gil. Todos los diseños son de Ana, que busca crear modelos sencillos pero con estilo propio, en los que las telas son fundamentales, siempre en los tonos neutros con los que siempre quiso vestir a sus hijas y a las que ahora, por fin, al igual que sus socias, viste con la ropa que siempre buscó por las tiendas de cada país al que viajaba: Tarantela.

El nombre de Tarantela reúne los requisitos necesarios: una sola palabra, sonora, que incluye las iniciales de las socias, y es fácil de recordar en cualquier idioma. Nos asociamos tres amigas, y de la nada comenzaron los previos a la fabricación: constituir la sociedad, registrar la marca, buscar proveedores, contactar puntos de venta... Ayudadas por una amiga que llevaba tiempo fabricando complementos en India, Ana viajó a ese país, localizó casas de telas, buscó proveedores, y con los patrones llevados desde Madrid encargó las primeras muestras de la primera colección para niña de 0 a 8 años: verano 2007. La colección se hizo en tiempo record, y llegó a nuestro almacén en la Semana Santa de 2007, cuando todo el mundo nos decía que estábamos locas, que era muy tarde y nadie nos compraría. Pero fue un éxito, y cuando en las tiendas veían el muestrario, diferente a casi todo lo que ya existía, “probaban” con algunos modelos, y poco a poco vendimos nuestra primera producción: vestidos de seda, camisas de gasa, algodones muy lavados y pantalones cargo de hilo en colores empolvados, grises, berenjenas y tostados...

A esa primera colección y con un poco más de tiempo para fabricarla, siguió la colección de verano 2008, en la que ampliamos el tallaje a 12 años, incorporamos nuevos puntos de venta en Madrid y País Vasco a Cantabria y Andalucía, cuidando más los detalles de las prendas, fabricadas en sedas, villelas, popelines y algodones lavados en tonos gris, rosa palo y topo. Tras el verano 2008, en que la producción se ha multiplicado por dos, está la tercera colección, la primera de otoño-invierno, que sigue nuestra filosofía: estilo propio que huye de lo clásico, colores empolvados en tonos grises, malvas y maquillaje, e incorporando el punto de lana con hilos italianos, a las ya tradicionales camisetas de algodón 100% de Portugal, y las sedas y gasas de la India.

Hoy, cuando se cumplen 10 años de existencia, hemos cumplido algunos de esos retos que nos propusimos, hecho nuestros primeros modelos para niño, nuestra línea para teens está funcionando y la internacionalización de la marca es un hecho. Sólo queda consolidar esas metas y seguir creciendo y creando modelos con los que las niñas y jóvenes de hoy se sientan cómodas e identificadas